Te contamos nuestra experiencia en un sauna gay

Hola pillines… Sabemos que muchos de ustedes nunca han ido a un sauna gay. De hecho hace un tiempo hablamos de «cosas que debes tener en cuenta al momento de ir a un sauna gay«. Hoy les queremos contar sobre nuestra experiencia en uno de los saunas gay de Colombia.

Pues lo primero que hicimos fue consultar el costo del ingreso y que incluye. En este caso el cover general fue de $20.000 COP (un poco menos de $7 dolares). Lo interesante es que tienen promociones para cada día de la semana (sin incluir sábados, domingos y festivos).

Nosotros decidimos ir un domingo, que según nuestro informante es el día más concurrido en el sauna. Al llegar al lugar nos llevamos una grata sorpresa ¡Tienen vigilancia PRIVADA! En la entrada hay un vigilante que te hace una pequeña requisa para evitar el ingreso de armas u objetos ilegales. Esto nos generó mucha seguridad la verdad, pues le da un toque de exclusividad que ningún otro sauna de la ciudad tiene.

Al llegar a la recepción nos saludaron amablemente, nos pidieron la identificación, preguntaron la talla del calzado (efectivamente pillines… allí prestan las sandalidas, lo que es genial), y nos dieron una toalla con un preservativo (ante todo la seguridad).

Al llegar a la zona del vestier, encontramos donde guardar nuestras pertenencias y varias sillas para quitarnos la ropa de forma cómoda. De allí decidimos recorrer todo el lugar primero para luego si entrar de lleno a disfrutar todo el lugar.

Este sauna cuenta con dos pisos donde encontraremos:

  • EN EL PRIMER PISO: Bar, recepción, sala de computo, patios y zona húmeda (Baños, Duchas, Turco, Sauna y Jacuzzi).
  • EN EL SEGUNDO PISO: Cine, video, cuartos oscuros, una sala de descanso y los cuartos con servicio de masajes.

Luego de dar una vuelta por el lugar para conocerlo, entramos a las duchas (que cuentan con agua caliente y agua fría) para refrescarnos un poco. Allí podemos decir que nos deleitamos viendo a otros chicos mientras se duchaban completamente desnudos 3:)

Luego de ducharnos entramos al turco que estaba a una temperatura perfecta. Algunas personas estaban completamente desnudas y otras con toalla. Adentro del turco la luz es bastante tenue, lo suficiente como para ver por donde caminas y evitar accidentes, pero sin ser muy iluminado para dejar algo a la imaginación.

Al salir del turco decidimos entrar al sauna. Allí nos llevamos una placentera sorpresa, pues había una orgía que cualquiera de ustedes desearían haber visto. Nosotros nos sentamos allí un buen rato para ver y disfrutar del espectáculo.

Luego de un buen rato de fetichismo puro en el sauna, decidimos ir al jacuzzi para intentar ligar (obvio no íbamos a desaprovechar la oportunidad para una buena faena). Allí estaban un par de chicos desnudos bastante atractivos. Los saludamos y conversamos un rato con ellos para luego comenzar a rozar un poco los pies.

Tras unas cuantas palabras calientes y uno que otro roce, uno de los chicos nos invito a subir a uno de los cuartos para disfrutar los cuatro en un espacio un poco más privado. Nosotros sin dudarlo accedimos y subimos a uno de los cuartos oscuros del segundo piso.

Apenas entramos a uno de los cuartos oscuros encontramos que cuentan con papel higiénico y papeleras, para poder limpiar los restos de pecado luego de la faena. Una vez adentro fue una locura total, fue un intercambio de parejas que estamos seguros es la fantasía de más de uno.

Al finalizar la faena bajamos a las duchas, los lavamos completamente y nos dirigimos al bar para tomar algo y recargar energías. Pedimos unas micheladas de cerveza y nos fuimos al patio trasero para sentarnos y relajarnos un rato.

En este punto seguro nos deben estar odiando por no darles detalles de la faena… Pero esto no es un relato erótico pillines, es solo un artículo para que sepa que pueden encontrar en un sauna gay en Colombia.

En resumen… Te das cuenta que es posible estar en un sauna gay elegante, aseado, con excelente atención, muy buenas instalaciones y unos usuarios bastante selectos.

 

Un comentario en «Te contamos nuestra experiencia en un sauna gay»

  1. Me gusto toda la discrepcion del club55.
    Es un sitio excelente para una buena relacion con la libertad de divercion.
    Nunca he ido a un sauna;me gustaria ir,pero no tengo pareja puede ir uno solo para espirementar una linda aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.