¡Vamos al Sauna! ¿Que debes saber?

Los “Saunas” se han convertido en sinónimo de una horda de hombres semidesnudos que pasean y platican en una atmósfera calientita, muchas veces puedes ir al sauna solo con la intención de relajarte y aprovechar los beneficios que te ofrece, o bien, puedes ir buscando “acción”… y por “acción” me refiero a encuentros sexuales, para estar claros.

Lo primero que tienes que hacer antes de ir a un lugar es informarte sobre el establecimiento, hay algunos que abiertamente son “gay friendly” y que inclusive tienen zonas preparadas para encuentros, sin embargo hay otros que no y que incluso te puedes meter en líos por siquiera insinuar algo, así que pregunta, ve al lugar, mira sus páginas de internet o aún mejor puedes ir una primera vez solo para tantear el ambiente del sitio.

Lo siguiente es prepararte para ir e informarte bien de cosas como:

1.- ¿Puedes o no puedes ingresar bebidas? Hay lugares donde no puedes ingresar bebidas o alimentos, pues los venden en el mismo establecimiento.

2.- En la mayoría de los saunas te piden que no ingreses a las zonas húmedas usando ropa interior, lo hacen por higiene; están en los que ingresas desnudo y los que te piden que uses una toalla, normalmente te la facilitan en el mismo lugar, pero mejor que te asegures.

3.- ¿Hay donde guardar tus cosas? Es importante que te asegures que el lugar cuenta con un espacio seguro y vigilado para guardar tus pertenencias. De todas formas te recomendamos no llevar nunca objetos de valor.

4.- Independientemente de si vas por encuentros o a relajarte, el sauna es eso, un baño. Entonces procura llevar jabón, shampoo, crema, y todos los enseres.

5.- Si ya estás decidido a que vas a buscar acción, por favor, por favor, y nótese que hago énfasis en esto: CUÍDATE, y cuídate muchísimo, lleva tus preservativos, lubricante y evita hacer cualquier actividad riesgosa. En otras palabras extrema precauciones. No sabes con quien te vas a liar y no sabes lo que pueda portar la otra persona en la sangre. Entiendo que es parte del encanto y todo, pero nunca es excusa para dejar de lado tu propia seguridad. En Club 55 te obsequian el preservativo al ingreso, asi que úsalo 😉

6.- Lleva algo de dinero extra, además del de la entrada, por si quieres comprarte algo, normalmente venden bebidas o alimentos.

Ahora bien, ten en cuenta unas cuantas cosas, por ejemplo; si eres muy pudoroso o no te sientes cómodo mostrando tanta piel, piénsalo dos veces antes de ir. Cuando estés ahí, relájate y disfrútalo, muchas veces sales con más amigos y buenas pláticas que ligues.

El idioma que se habla dentro de estos sitios es algo sutil e implícito, normalmente una mirada directa es lo que se necesita para que alguien se te acerque a platicar. Si eso no funciona intenta con un “¡Hola!”

Un punto importante y que no puedo dejar de mencionarles es que tengan respeto, si ven que el lugar no es de ambiente gay, mejor evitarse una mala pasada y reservarse; lo mismo si ven que la onda es más familiar o si ven niños. STOP!!! Y si el lugar es abiertamente GAY, procura respetar el espacio del otro, no todos van en plan de SEXO salvaje con el primero que encuentre.

Y si estás leyendo esto y eres un flamante twink (pollo) y/o menor de edad, deja que pase un tiempecito para que alcances el timbre y poder ir. Ten en cuenta que muchos de estos lugares son solo para MAYORES DE EDAD.

3 thoughts on “¡Vamos al Sauna! ¿Que debes saber?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.