NotiGay.com Homofobia

Un asesino serial en Medellín

Hay un asesino serial en Medellín… Es un asesino sigiloso, sabe donde esconderse, sabe como camuflar sus verdaderas intenciones. Y lo más preocupante es que este asesino tiene al día de hoy miles de victimas.

Estamos hablando del asesino que nos ha descuartizado nuestro derecho a disfrutar nuestros cuerpos sin miedo. ¡Se trata de la doble moral!

Y es que a raíz de los asesinatos de población LGBTI en Medellín, desde las autoridades hasta varios líderes de la población diversa, han sacado a relucir esa doble moral que durante tantos años nos ha perseguido.

Tanto en las declaraciones de las autoridades, como en los discursos de varios líderes LGBTI, los asesinatos son culpa de las victimas. Eso de estarse citando con un desconocido para tener sexo es aberrante… Eso de usar una app para encontrar un polvo es suficiente para que tu vida no valga nada.

Nos hace falta mucho camino para comprender que la culpa no es de las victimas, ni sus posibles descuidos, ni su posible exceso de confianza, ni sus deseos sexuales. La culpa es del asesino (o asesinos), es culpa de una sociedad que nos sigue condenando a tener que disfrutar nuestros cuerpos «con discreción», sin que nadie vea, sin que nadie se incomode.

De hecho los godos más cavernarios han aprovechado la incertidumbre que generan estas muertes, para enviar panfletos amenazantes donde dicen estar en una «limpieza social». Al mejor estilo de los PARAMILITARES de ultra derecha, desean silenciarnos e invisibilizarnos con miedo.

Desde hace varios meses (por los días en que comenzaba el Paro Nacional en Colombia), este medio recibió varios comentarios donde nos amenazaban por nuestra labor de informar y entretener. Sin embargo aquí seguimos en pie de lucha, con los ánimos y el deseo a flor de piel.

Hay que cuidarnos… ¡SI!

Hay que tener siempre todo tipo de precauciones. Sin embargo no podemos dejar que el miedo nos arrebate el derecho a disfrutar nuestros cuerpos.

Y para finalizar un mensaje a ciertos líderes LGBTI… EL PROBLEMA NO ES DE LAS APPS DE CITAS, NO ES DE QUIENES DISFRUTAN DEL SEXO CASUAL. La culpa es del asesino y de una sociedad retrograda, cavernaria y goda.

Fotografía: Jhoan Giraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.