Siempre activo, nunca inactivo… ¿Por qué?

Hola pillines… Hoy vamos a tocar un tema que a muchos activos les incomoda. Vamos a intentar comprender la razón por la cual muchos activos se niegan a ser pasivos.

Entre las razones principales para que un activo se niegue rotundamente a ser pasivo, están el dolor, la incomodidad, el miedo a tener alguna «embarrada» por la inexperiencia, miedo a sentirse inferior… En fin, un montón de excusas que no deberían existir.

Miremos esas excusas de forma detallada.

¡Eso duele mucho! ¡Es incomodo!

Es sin duda alguna la excusa más frecuente entre los activos. Pero al final, se traduce en inexperiencia o en experiencias pasadas donde no dieron con un buen activo. Si bien la penetración en algún punto puede ser un poco dolorosa (no tanto como muchos piensan), ese dolor se puede sobrellevar o casi extinguir si se sabe hacer la penetración de forma correcta. Como ya hemos dicho en otros artículos, es FUNDAMENTAL dilatar bien el ano, lubricar bien y hacer juegos previos para que los músculos de ese rico trasero se relajen. Así que amigo activo, pierde el miedo y encuentra a un activo comprensivo que te haga suavecito y con cariño.

 Ser pasivo es como ser la «mujer»…

NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD… Muchas personas de la población LGBTI nos vivimos quejando de que la sociedad nos quiere imponer sus heteronormas absurdas, que el machismo nos está matando, bla bla bla. Pero no nos damos cuenta que nosotros mismos nos estamos dejando inducir de esas «heteronormas» y nos discriminamos por bobadas.

Hoy en día muchos hombres homosexuales suelen creer que ser pasivo es sinónimo de debilidad o sumisión, que dejarse penetrar es demostrar inferioridad ante otra persona. Pero nada más alejado de la realidad. Eso sin mencionar a los trogloditas que «piensan» (si a eso podemos llamar pensar) que el pasivo es la «mujer» de la relación por ser quien es penetrado.

No pillines… Hay que actualizar ese cerebro y dejar de lado todos esos pensamientos arcaicos al rededor de la penetración y los roles sexuales. LOS ROLES SEXUALES NADA TIENEN QUE VER CON LA RELACIÓN DE PODER ENTRE DOS HOMBRES. Tanto pueden existir pasivos sumisos, como pueden existir los pasivos dominantes.

Así que pillines activos, pierdan el miedo, actualicen sus cerebros y exploren sus cuerpos hasta el ultimo rincón. De seguro descubrirán nuevas sensaciones que se estaban perdiendo por miedo o IGNORANCIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.