Heterosexuales IMPONEN su sexualidad en los niños y niñas…

Para muchas personas retrogradas, las personas LGBTI quieren imponer su «sexualidad» a los niños y niñas. De hecho es su principal «argumento» para que las parejas del mismo sexo no puedan adoptar. Pero si vamos a la realidad, son las parejas heterosexuales quienes IMPONEN su «sexualidad» a los niños y niñas de muchas formas.

¿Cómo imponen las personas heterosexuales su «sexualidad» a los niños y niñas?

Eres niña debes usar rosa… Eres niño debes usar azul.

Parece que algunos heterosexuales «piensan» que elegir ciertos colores para sus hijos o hijas los va a homosexualizar automáticamente. De hecho desde que están esperando a un bebe o una bebe, seleccionan colores según el sexo que los médicos dicen tendrá la criatura al nacer.

Si es niña pintan su cuarto de rosa… Si es niño lo pintan de azul. Incluso sin nacer, ya le imaginan una vida cisgénero donde se casarán y tendrás muchos hijos.

Los juguetes «adecuados».

Un buen ejemplo de que a los niños y niñas se les impone algo, es la elección que sus padres hacen de los juguetes. Si es niña debe jugar con muñecas o peor aún, en la cocinita. Si es niño debe jugar con carritos o fútbol. Y cuando un niño decide jugar con muñecas o una niña con carritos, se rasgan las vestiduras y buscan ayuda psicológica para sus hijos o hijas.

De hecho hay padres que van más allá y al ver que sus hijos o hijas no juegan con los «juguetes adecuados», buscan ayuda espiritual y uno que otro exorcismo express. Porque si no juegan con los «juguetes adecuados» es una señal infernal.

Las preguntas tipo tía… ¿Y la novia qué? ¿Y el novio qué?

La verdad ese tipo de preguntas en las reuniones familiares son extremadamente incomodas para quienes aún están en el closet. Sin embargo muchos padres hacen preguntas similares a sus hijos e hijas estando apenas en la escuela… Hijo ¿Ya te gusta alguna compañerita? – Hija ¿Ya te gusta algún compañerito? | De entrada imponen que a sus hijos o hijas les debe gustar si o si una persona del sexo opuesto.

Podríamos seguir exponiendo muchos otros ejemplos de como desde temprana edad nos quieren imponer una «sexualidad» cisgénero, donde la DIVERSIDAD no tiene cabida. Esa imposición obsesiva y absurda de muchos padres sin duda alguna generará problemas de depresión en los chicos y chicas que tienen a su cargo. Dejan de lado la felicidad de sus hijos e hijas con tal de imponer sus preferencias.

Ojalá más padres y madres comprendieran que no todo en la vida es rosa y azul… Que el ser humano es DIVERSO por naturaleza. Si comprendieran eso, seguro veríamos más niños y niñas felices en nuestra sociedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.