Fetiches que seguro no tienes… ¿O si?

A ver pillines, cada uno tiene seguramente fetiches… Y quien diga que no tienen ningún fetiche es una persona de la que debemos desconfiar. Hoy vamos a conversar sobre algunos fetiches que para muchos pueden ser algo repugnantes y fuera de lo «común», pero que en realidad muchas personas disfrutan en secreto o en grupos muy selectos.

Pero antes de entrar en el tema… ¿Qué es un FETICHE?

Según Carlos Mario Sanches Villegas (Magister en Sexología, educación y asesoramiento sexual de la Universidad de Alcalá – España e InCiSex) «El placer asociado a los fetiches es una de las particularidades eróticas más comunes y universales. Pueden ser gestos, conductas, zonas del cuerpo, al igual que olores, colores, sonido: como también objetos inanimados como ropa interior, prendas de vestir o accesorios.

Al hablar de fetiches lo relevante no es el objeto, el estímulo o la zona corporal específica; lo relevante es la atracción/activación erótica que produce y cómo esta hace parte del universo del hecho sexual humano y la cultivable diversidad de los sexos.»

Ahora que sabemos que son los fetiches, entremos de lleno en lo que nos interesa.

Beso negro 3:)

Iniciamos con el fetiche de la lista que estoy seguro han practicado o les han practicado. Se trata de sexo oral en el ano… ¡Si! En esa zona llena de terminaciones nerviosas que si se sabe estimular llevará a quien recibe el «beso negro» al clímax. De hecho debo confesar que es de las prácticas sexuales que más me gusta hacer… Y es que ver al pasivo retorcerse de placer cuando se succiona, lame y muerde su ano ¡ES DELICIOSO!

Ahora bien, hay que dejar claro que este fetiche es bien aceptado siempre y cuando el ano este limpio y pulcro (y no solo por fuera, también por dentro… Pues la lengua llegará a zonas que te sorprendería). Aunque no faltará el que disfrute encontrar un ano no tan limpio, pero de eso hablaremos más adelante.

Beso blanco O_O

Bueno, si ya hablamos del beso negro, sería bueno hablar del beso blanco. Se trata de esos pegajosos y sexys besos que se dan luego de recibir la lechita en la boca (Si, estamos hablando de besos con semen de por medio). Esta práctica es bastante generalizada y es altamente RIESGOSA.

Así que si la disfrutas o tienen en mente probarla, te recomendamos que lo hagas con una pareja estable en la cual confíes 100%. Adicional te recomendamos NO PRACTICARLA si te lavaste los dientes una hora antes o si piensas hacerlo una hora más tarde, pues al cepillarte puedes generar pequeñas heridas y estar más propenso a infecciones de transmisión sexual.

Ropa interior… ¡SUCIA!

A ver pillines… Fetiches con ciertos tipos de ropa interior seguro todos tenemos (a mi me encantan los interiores tipo brief), pero hay personas que se enloquecen con la ropa interior usada. Más aún si están sucios por sudor o manchas de semen y lubricante.

Esta práctica es sin duda alguna bastante fetichista, pues quienes la practican, disfrutan con elementos tan sencillos como el olor de macho que puede quedar impregnado en la ropa interior luego de un día de mucha actividad física.

Lluvia dorada…

Esta práctica seguro la han visto en muchos videos, la han imaginado o fantaseado… Pero seguro pocos se atreven a decir que desean probar algo así. Debemos dejar claro que esta práctica no es tan insalubre como la que sigue y es incluso interesante. Consiste en orinar o ser orinado por otra persona 3:)

Es que eso de sentir ese liquido caliente recorriendo el cuerpo es bastante estimulante la verdad. ¡Pero cuidado! Procuren hacerlo en un lugar donde puedan limpiar luego fácilmente, no sobre el tapete de la sala o en la cama ¬¬

Y si… Llegamos al punto que suponían llegaríamos ¡El pupu!

Si bien es una práctica que muchos decimos «iugggg», es también bastante practicada, principalmente en secreto, pues a muchas personas les da vergüenza admitir que sienten placer con las heces.

En esta práctica la creatividad es fundamental, pues quienes la disfrutan lo hacen en una gama tan amplia que Art Attack sería poco. Hay personas que disfrutan tocando las heces, usándolas como crema facial, dibujando sobre el cuerpo con ellas, incluso viendo a otra persona defecar. La verdad nada de esto es malo, pues cada quien encuentra disfrute en lo que quiera siempre y cuando no haga daño a nadie. Así que si te gusta… ¡Disfrutalo!

¡IMPORTANTE! Al igual que el «beso blanco» te recomendamos evitar entrar en contacto con las heces si tienes algún tipo de herida. Es mejor evitar infecciones pillines 😉

Muy bien pillines… Si llegaron hasta el final de este artículo quiere decir que son de mente abierta e imaginación inquieta, lo que seguro es un punto a favor si quieren ser buenos polvos. Comenten si existe algún fetiche particular o extraño que vale la pena que conozcamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.