Como disfrutar del sexo casual y no morir en el intento

Hola pillines… Si entraron a leer este artículo es porque sus cuerpos piden placer y lujuria. Claramente el sexo casual siempre ha estado cargado de muchos imaginarios negativos y estigmas sociales.

Comencemos por aclarar que disfrutar de tu cuerpo y el de otra persona (u otras personas jejeje) sin tener algún sentimiento de por medio, no es algo negativo. Eso de que el sexo es exclusivo para personas que tienen algún sentimiento de por medio es algo arcaico y que no tiene sustento alguno. Los humanos al igual que los animales, tienen instintos que deben ser saciados, es así de simple. Que nosotros al creernos seres superiores queramos darle algún sentido trascendental a algo básico es otro asunto.

Así que pillines, si ya tienen claro que el sexo casual no es malo, que una aventurilla de vez en cuando no los convierte en unas malas personas, pueden seguir leyendo el artículo hasta el final. Si por el contrario tu carga moral te sigue aprisionando en viejos y arcaicos conceptos sexuales, te invitamos a leer algunos de nuestro artículos más «suaves»…

Ahora si… Entremos en materia.

¿Donde buscar sexo casual?

Pues bien, el abanico de posibilidades es tan amplio como el ano de tu mejor amigo (jajajajaja estamos seguros que acertamos en un 69%). Podemos encontrar sexo casual en chats gay, en grupos de Facebook, en Apps de ligue, o si queremos ser un poco más tradicionales podemos hacerlo en algún sitio gay (un sauna por ejemplo y para ir más a la fija). Lo importante es buscar con calma, no nos vamos a meter con el primer pene que encontremos. Podemos darnos el lujo de mirar bien todo lo que este disponible y quedarnos con lo que más se acomode a nuestros gustos.

Si pregunta… ¡Responde!

Tengamos claro algo pillines… Cuando vamos a tener sexo casual no buscamos enamorar a la otra persona y mucho menos establecer una relación sentimental para toda la vida (claro que si eso se diera más adelante, pues tampoco hay problema). A lo que nos referimos con esto es que muchas personas, cuando les preguntan algo en un primer contacto, suelen mentir en algunas cosas o no dicen las verdades completas. Ese protocolo de político Colombiano nos lo podemos ahorrar cuando de sexo casual se trata. Además, ser claros y directos seguro nos ayudará a que la otra persona sepa detalles que al momento de la faena puedan ser de utilidad (continuará en el siguiente punto)…

Pregunta por sus fetiches y fantasías…

Muchas veces hemos escuchado esa típica frase de «es mejor descubrirlo» cuando de algo sexual se trata. Es cierto que descubrir puntos sexuales en la otra persona puede ser un juego divertido, pero si tenemos claros cuales son sus fetiches o sus fantasías sexuales, podemos jugar con esos elementos para que la faena sea inolvidable. Además eso nos da entrada para que la otra persona pregunte lo mismo y podamos decirle todos nuestros oscuros deseos y que se encargue de cumplirlos (sin que se sienta usado como un mero esclavo sexual jejejeje).

¡Seguridad ante todo!

En este punto nos referiremos a todo en cuanto la seguridad… No solo la seguridad personal, sino también la seguridad en nosotros mismos. Algo que suele impedir que muchas personas disfruten del sexo casual, es que no se sienten seguros de si mismos. No pillines, hay que desterrar esas inseguridades, si alguien quiere sexo casual con ustedes es por algo, seguro tienen fetiche con los feos (jajajajajaja no es cierto, pero sepan que entre gustos no hay disgustos). Así que pueden comenzar por aceptar sus cuerpos como son y disfrutarlos 😉

En cuanto la seguridad personal… Si van a jugar de locales por comodidad o lo que sea, procuren no tener objetos de valor a la vista y avisar a algún amigo con quien estarán (de hecho pueden pedir a ese amigo que los llame a cierta hora. Obviamente calculando el tiempo para que no les interrumpa la faena jejejeje). Si por el contrario ustedes jugarán de visitantes, procuren no llevar objetos de valor y avisar a un amigo en donde estarán, incluso mandar la ubicación del lugar donde vive ese juguete sexual.

Y no sobra decir que SIEMPRE usen preservativo… Puede que no tengan sexo con un ladrón o asesino en serie, pero esa buena persona con la que tendrán sexo si puede tener alguna enfermedad de transmisión sexual. Así que es mejor evitar y disfrutar que disfrutar y lamentar.

Si llegaste hasta este punto y no estas escandalizado acomodando tus gafas y mirando con desprecio… ¡Felicidades! Estas listo para disfrutar tu sexualidad sin tapujos. Recuerda que eres libre de disfrutar tu cuerpo como lo desees siempre y cuando no hagas daño a nadie. En cambio si llegaste hasta el final luego de que te advertimos que no siguieras leyendo, seguro eres un mojigato que en secreto fantasea con lo que otras personas DISFRUTAMOS EN LIBERTAD 3:)

¿Te gusto este artículo? Compártelo con tus amigos y déjanos un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.