¿Cómo borrar las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos?

Las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos suelen instalarse sin que nos demos realmente cuenta. No obstante, es posible evitarlas. Independientemente de su origen, existen cuidados y otras soluciones para evitar estos signos visibles del cansancio. Veamos ahora con mayor detalle cómo borrar las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos.

Nunca nos damos cuenta realmente, pero toda la zona de alrededor del contorno de los ojos es muy frágil. La piel es extremadamente fina, el espesor de la epidermis es hasta cuatro veces inferior con relación al resto de la piel del rostro, y sobre todo, la zona por debajo del ojo, que está formada por una membrana muy delgada que se vuelve todavía más fina y que se relaja con el paso de los años. Sobre todo es por culpa de esta membrana por lo que aparecen las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos. Estos dos fenómenos son sin embargo diferentes el uno del otro, y no tienen las mismas causas.

Por definición, las ojeras son una coloración de la piel a nivel del párpado inferior. Esta coloración varía en función de las personas, pero suele ser más oscura y ensombrece la mirada. Además de la coloración de la piel, las ojeras pueden ir acompañadas de un hueco que transforma la estructura del rostro. Si tienen un carácter genético y a veces hereditario, las ojeras están sobre todo provocadas por una mala circulación de la sangre y por el envejecimiento cutáneo.

Al contrario que las ojeras, las bolsas de debajo de los ojos son una hinchazón marcada a nivel del hueco del ojo. Aparecen cuando el almacenamiento de grasa que protege el ojo en su órbita se desliza hacia el párpado inferior, y cuando la circulación sanguínea y linfática se reduce, provocando una retención de agua en esta zona.

Si la herencia genética es un factor en la aparición de las bolsas, igualmente pueden estar provocadas por el modo de vida, concretamente debido al cansancio, el estrés, el abuso de alcohol, el tabaco, etcétera.

Antes de querer borrar estos signos de la piel, conviene saber cómo evitar su aparición. No hay nada que temer puesto que no diremos que hay que intentar estar menos estresados y dormir más. Sabemos muy bien que se trata de elementos vitales en los cuales es difícil poner orden. Por el contrario, existen otras soluciones que se pueden contemplar y que pueden ayudar a retrasar la aparición de las ojeras y de las bolsas.

Estas soluciones conciernen sobre todo a los malos hábitos diarios. En nuestro modo de vida, muchas acciones perturban la microcirculación de la sangre y de la linfa, y favorecen la aparición de ojeras y de bolsas. El consumo abusivo de alcohol forma parte de ellas, así como el hecho de fumar. Darse algunos días de descanso, de vez en cuando, permite que el cuerpo se recupere mejor y funcione correctamente.

Cuando se sufre la aparición de bolsas debajo de los ojos, comer con menos sal puede ayudar, dado que la sal es conocida por mantener la retención de agua. Finalmente, siempre es útil beber mucha agua, puesto que además de ser indispensable en el conjunto de los procesos vitales, permite mantener el volumen de sangre y de linfa.

Cuando las ojeras y las bolsas ya se han instalado por debajo de los ojos, de nada sirve ser derrotista, ya que siempre existe una solución. La primera es evidentemente pensar en aplicar un cuidado antiojeras. Específicamente diseñados para combatir las ojeras, pero también las bolsas, e incluso las arrugas, estos productos contienen agentes activos que hidratan la epidermis de debajo del ojo para tonificarla y volverla más firme. Cada vez hay más cuidados y cosméticos que incorporan ácido hialurónico para añadir un efecto de relleno. Los huecos por debajo de los ojos se ven reducidos para borrar los signos del cansancio.

Si los cuidados antiojeras funcionan bien, es porque van acompañados de un pequeño masaje sobre la piel para que la crema penetre perfectamente. Este pequeño masaje es un gesto que se debe recomendar a diario, con o sin cosmético. Golpeando ligeramente la piel de debajo del ojo, partiendo del interior hacia el exterior, se favorece la microcirculación sanguínea en esta zona. Y como ya hemos visto, los problemas de circulación sanguínea y linfática juegan mucho en el problema de las ojeras y de las bolsas.

Existen también muchas soluciones naturales, más o menos eficaces. Entre estas recetas caseras para borrar las ojeras y las bolsas de debajo de los ojos, recomendamos sobre todo las cucharillas metidas en el congelador, las rodajas de pepino, y los posos del café que permiten recuperar rápidamente una mirada menos cansada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.