Algunos imaginarios sobre el sexo gay…

El sexo gay tiene a su al rededor infinidad de mitos e imaginarios que tanto homosexuales como heterosexuales han difundido en medio del desconocimiento.

Hoy hablaremos de algunos de esos mitos pillines 😉

En el sexo gay siempre debe existir la penetración anal…

Nada más lejos de la realidad. Que en las apps de ligue gay o grupos de Facebook encuentres un montón de pasivos pidiendo a gritos vergas, no quiere decir que todos los homosexuales seamos así de básicos en el sexo.

No todo en el sexo gay es penetración. Existen muchas personas (me incluyo) que preferimos centrarnos en complacer y ser complacidos de otras formas (besos, caricias, el sexo oral…) menos básicas. La creatividad por estos días se pone de moda (menos mal) y son más los chicos que comprenden que el sexo anal es solo un añadido a la hora de tener sexo.

El sexo anal es sencillo…

Lamentablemente el porno nos ha mostrado una versión muy Disney del sexo gay. Nos han mostrado penetraciones perfectas que son muy irreales comparadas con el sexo verdadero, dejando que más de un inexperto crea que penetrar es solo apuntar y meter… Obviando los juegos precios para dilatar, el lubricante, y en el caso de los pasivos, el lavado previo reglamentario. De todo eso hemos hablado en estos artículos (Si eres pasivo entra aquí) – (Si eres activo entra aquí).

Los homosexuales siempre quieren sexo…

¡NO! Así seamos un poco más liberales y menos mojigatos que los heterosexuales, no siempre estamos dispuestos a tener sexo. De hecho existen muchos homosexuales que han idealizado tanto sus expectativas de relación, que no tienen sexo hasta estar con una pareja estable (Algo muy sano y respetable).

Es normal que muchos heterosexuales crean que los homosexuales nos mantenemos en orgías, que queremos sexo en todo momento, o lo peor, que queremos tener sexo con ellos (Como odio cuando un hetero me dice «te tolero pero no te enamores de mi») Pffffffff

A los homosexuales les encanta meterse cosas en el culo…

Es algo que de nuevo, muchos heterosexuales piensan de nosotros. Pero nada más alejado de la realidad… Conozco muchos homosexuales que incluso siendo pasivo, nunca han introducido en sus anos nada diferente a un pene de verdad (ni siquiera un dildo).

Así que amigo heterosexual, un dildo no es el regalo perfecto para tu amigo gay 😉

Muy bien pillines… Eso es todo por ahora. Dejen su comentario contando que otros mitos o imaginarios conocen ustedes al rededor de los homosexuales 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.