6 consejos básicos para disfrutar tu intimidad gay

En ocasiones, solemos disfrutarlo, pero no lo suficiente. Aún podemos sacarle el mayor provecho tanto para nosotros como para el otro chico. Hay una serie de pautas que deben conocer y con las que la próxima vez sentirán que están clavados en la meritita asta bandera del placer.

Se trata únicamente de algunas recomendaciones. Así que si conocen más no duden en ponerlas en práctica y comentarlas abajo para que todos aprendamos algo distinto y la próxima vez la pasemos muy bien. El sexo es más rico cuando sabemos lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Si ambos creen que el que penetra es más macho y el que recibe más afeminado, jamás lo disfrutarán. Ni el chico pasivo debe renunciar a la iniciativa ni el activo debe ser el absoluto dominante. Cambiar de roles vuelve el sexo mucho más placentero. Gracias a este cambio pueden descubrir rincones en su cuerpo que resienten el placer más que otros.

Si siempre has preferido ser pasivo entonces es momento de que encuentres a alguien a quien le guste cambiar de roles. Como hemos dicho, se trata de descubrir nuevas sensaciones, de olvidarnos de los prejuicios y únicamente querernos debajo de las sábanas. Jugar con los dedos, o incluso juguetes sexuales, puede ayudar demasiado si se hace suavecito, lentamente, como tanteando el terreno, y así calentar el boiler antes de meterse a bañar. En caso de que sí utilicen juguetes, tomen en cuenta que estos deben ser lisos y redondeados para evitar fisuras; además, no olviden el lubricante y lo más importante, la calma y el jugueteo.

Otro tip que ayuda a entrar en calor es acariciar la próstata, a la cual pueden acceder insertando un dedo en el ano e ir poco a poco. Con la punta del dedo se deben hacer círculos ya dentro como si fuera un taladro, pero lentamente, todo con mucho cuidado y respeto. Si el chico así lo quiere, ejerzan más presión sin olvidarse de la lubricación.

El ano no está fisiológicamente condicionado para el acto sexual, pues su función (al menos en el plano fisiológico) es dar paso a la materia fecal y desechos de nuestro cuerpo. Esto conlleva la producción y cargamento de cientos de microorganismos y bacterias cuyo contacto puede ocasionar infecciones.

No hay condón que no ayude en esto. Y no solo por el contacto con el excremento, sino por el sangrado provocado por las microfisuras que se producen durante la penetración. Al no usar condón o usarlo de manera irresponsable, existe mayor riesgo de contaminación sangre con sangre, con lo que las Enfermedades de Transmisión Sexual tienen las puertas abiertas para hacer de la suyas.

Sean creativos. Mientras tengan tiempo, ganas y deseo, el mundo allá afuera no existe para ustedes. Experimenten, exploren, estén dispuestos a desearlo como si fuera la última vez que lo hagan.

Antes de comenzar, hablen con su chico para saber qué le gusta y qué detesta, y si ambos están dispuestos al sexo anal. Este es el momento en que pueden proponerle un intercambio de roles y de este modo disfrutar entre los dos de una de las mayores cogidas de su vida.

1 thought on “6 consejos básicos para disfrutar tu intimidad gay

  1. Soy gay pasivo y disfruto mucho del sexo con un activo, me siento mujer y durante el acto sexual me siento en el paraiso, gozo y gimo de placer, es una sensación inigualable, rico sentirme penetrada, abrazada y estar rodeada de los brazos de mi acompañante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.