Pride

Matrimonio Igualitario VS Personas Pro Vida

[adkingpro banner=»2108″]
Si bien en muchos países del mundo el matrimonio igualitario o llamado «matrimonio gay» es un hecho, en muchos otros países es una realidad nula o a medias (eso sin contar en los países donde ser homosexual es un delito incluso castigado con la pena de muerte).

Actualmente en Ecuador se radicó una demanda por parte de una pareja del mismo sexo para que se reconozca su unión como MATRIMONIO, buscando tener los mismos derechos que las uniones entre parejas heterosexuales.

Pues bien, en internet viene rondando un video donde un miembro de los grupos autodenominados «pro vida» esta transmitiendo en vivo a las afueras de esa diligencia legal. En el video se ve como este sujeto busca entrevistar (si a eso podemos llamar entrevista) a varias personas que estaban protestando para apoyar a la pareja demandante.

Luego de ver detenidamente el video y de analizar los «argumentos» de nuestro amigo Pro Vida, queremos abrir el debate y desmentir o desmontar esos argumentos.

¡El matrimonio es algo sagrado!

Muchas de las personas que están en contra del matrimonio igualitario se rasgan las vestiduras al pensar que la unión de dos personas del mismo sexo pueda ser una realidad. Uno de los «argumentos» más esgrimidos por estas personas, es que el matrimonio es una institución sagrada que solo contempla la unión del hombre y la mujer.

En el video la abogada de la pareja demandante deja clara la historia de la palabra matrimonio, que data desde el derecho canónico, pero que con la separación de poderes fue adoptada por el derecho civil. Esto quiere decir, que aunque para muchas religiones el matrimonio es una unión sagrada entre hombre y mujer, para el derecho no es más que un contrato solemne entre dos personas que decidieron compartir su proyecto de vida juntos.

¡Hombre con hombre o mujer con mujer no es familia!

A ver… Otro de los «argumentos» que más gritan a voces los Pro Vida es que la familia si o si es formada por un hombre (papá) y una mujer (mamá). Que todo lo que este por fuera de ese concepto «sagrado» no existe o es pecado. Lamentablemente para ellos y afortunadamente para nosotros, la religión NO RIGE LAS LEYES y en muchos países el concepto de familia es más amplio y DIVERSO. Decir que una familia solo puede ser formada por hombre y mujer es desconocer que una madre soltera y sus hijos son familia, o que la abuela que se queda a cargo de sus nietos son familia.

Una familia va más allá de un concepto binario y básico, es algo amplio y diverso… Es una construcción afectiva y material básica en una sociedad, donde no solo existe la heteronormatividad. Negar esa diversidad es hacerse el ciego a una realidad.

¡El matrimonio gay va a destruir a la familia!

Sin duda alguna uno de los «argumentos» que más nos dan risa. ¿De donde carajos sacan que una pareja del mismo sexo por contraer matrimonio va a destruir a una pareja heterosexual? Ni que yo al casarme fuera a destruir un matrimonio heterosexual automáticamente… Los matrimonios heterosexuales se acaban por la infidelidad, las mentiras, las traiciones, EL MALTRATO y muchos otros factores que claramente no vienen de la mente malévola de un homosexual. Ahora… Señora, si su esposo la deja por otro hombre, no nos culpe a nosotros, ese era gay desde hace mucho.

¿Por qué nos quieren imponer su forma de vida?

Ante esa pregunta seguro podremos preguntarles exactamente los mismo. Las personas Pro Vida sienten que al reclamar nuestros derechos estamos buscando imponerles algo a ellos, cosa que es completamente ABSURDA. Que la ley le reconozca los derechos a una población discriminada o vulnerable como la LGBTI, no quiere decir que se imponga que toda una sociedad deba ser LGBTI.

El reconocer los derechos a la población LGBTI solo beneficia a esa población y NO AFECTA EN NADA a las personas heterosexuales. Cosa contraría pasa si las personas Pro Vida siguen ganando terreno político e influyen en los gobernantes para crear leyes discriminadoras que violen los derechos de la población LGBTI o los derechos reproductivos de las mujeres.

¡Quieren acabar con una tradición ancestral!

La esclavitud hasta hace unas décadas era tradición, que las mujeres no tuvieran derechos patrimoniales o pudieran votar era una tradición, perseguir e incluso MATAR a personas que no fueran católicas o cristianas hasta hace unas décadas era tradición. ¿Entonces por qué no cambiar el chip y evolucionar? ¿Por qué no reconocer que estamos en una sociedad DIVERSA donde no solo existen familias de hombre y mujer?… De no ser por personas inconformes ante las INJUSTICIAS y la discriminación, muchas personas evangélicas Pro Vida no tendrían derecho a expresar su fe, o veríamos normal que a las personas afro se les separará en guetos. Y NO ESTAMOS SIENDO RADICALES, simplemente hay que conocer la historia y no olvidar.

¿Para que se quieren casar si nadie les esta negando que puedan vivir juntos?

Este «argumento» lo intento desmentir la abogada en el video muchas veces de forma infructuosa. Pareciera que los Pro Vida no tuvieran la capacidad mental (con todo respeto) para comprender que en una sociedad no basta con uno poder convivir con otra persona. Al vivir en una sociedad existen muchas normas y leyes que nos dan deberes Y DERECHOS, para los cuales existen unos requisitos claros según la legislación de cada país.

Lo que los Pro Vida no comprenden es que si yo por ejemplo quiero acceder a derechos patrimoniales (salud, pensión, herencia…) debo estar CASADO con mi pareja. Muchas empresas aseguradoras niegan cada año las pensiones a personas del mismo sexo donde alguno de los conjugues fallece, solo por no estar casados (así vivieran en unión libre o tuvieran un documento legal que acreditara esa unión diferente al de MATRIMONIO).

Es que primero piden matrimonio y luego van a querer adoptar…

Este punto da para otra publicación sin duda alguna… Pero intentemos centrarnos. ¿Quien carajos les ha dicho que uno se casa para tener hijos? Pareciera que en sus mentes solo existe la concepción de matrimonio con el único fin de reproducirse. No señores Pro Vida, uno no solo forma una familia para tener hijos, uno forma una familia legalmente para proteger y ser protegido, para apoyar y ser apoyado por esa persona que decide tener un proyecto de vida conjunto (o encartarse con uno).

El matrimonio gay corrompe a nuestro niños…

Sin duda alguna en la sociedad existen muchos factores que corrompen a nuestros niños y niñas cuyo origen no es la homosexualidad. Pensar que un niño o una niña al ver una familia conformada por personas del mismo sexo se va a convertir en un «pervertido» o algo así, es RIDÍCULO. Por el contrario que cada día más familias DIVERSAS sean visibles, tendrá como resultado una sociedad menos DISCRIMINADORA, donde seguro señora y señor Pro Vida, su hijo homosexual de closet no se sentirá tan aterrado e inseguro de reconocer SU DIVERSIDAD.

En fin… Son tantos los «argumentos» que estas personas Pro Vida sacan día a día, que nos da para escribir una biblia completa con antiguo testamento, nuevo testamento y secuela con efectos especiales.

Seguro en nuestra cotidianidad nos toparemos con personas de mente reducida que quieran imponer sus creencias o intentar «argumentar» sus posturas desde su pensamiento religioso. Ante esas personas toca debatir (si se quiere) con mucho respeto, compresión, PACIENCIA y carácter… Un excelente ejemplo fue el que dio la abogada del video al debatir con argumento REALES y con mucho respeto y paciencia (Denle un nobel a esa mujer o al menos una cerveza).

Les dejamos el video para que puedan verlo completo y entrenar… ¡Si! entrenar… Porque de todos y todas depende ir re-educando desde nuestra cotidianidad a estas personas para que construyamos una sociedad DIVERSA y sin discriminación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.