Aumenta el tamaño de tu pene

La faloplastia es una intervención de cirugía íntima que permite el aumento del pene. Los pacientes que desean un engrosamiento o una prolongación de la verga suelen presentar un sexo de un tamaño normal. Sin embargo, la molestia ocasionada es tan grande que puede volverse en algo complejo, e incluso en una verdadera inhibición.

Cuando el tamaño del pene no es satisfactorio, el hombre puede plantearse una faloplastia. La percepción del tamaño suele ser diferente de una persona a otra. En estado de flacidez, la verga mide de media 10 centímetros de largo y 9 cm de circunferencia. En erección, mide de media 15 cm de largo y 12 centímetros de circunferencia.

El deseo de aumentar el tamaño debe ser siempre realista. La consideración de las motivaciones y de las expectativas del paciente es algo muy importante con el fin de que el resultado final no sea frustrante.

Aumento de pene

La operación de cirugía del pene se practica con anestesia local o general sin hospitalización, y dura entre 30 y 45 minutos.

La prolongación sola es algo raro, puesto que es evidente que normalmente se quiere combinar con un engrosamiento del pene. En este caso, hay un aumento de la circunferencia del pene en reposo y en erección. Además, el peso de la grasa añadida estira la verga y contribuye simultáneamente a favorecer la expansión del tejido cutáneo.

Los pacientes suelen preferir un engrosamiento únicamente, gesto menos pesado que la intervención global, aunque las dos operaciones se pueden combinar fácilmente.

Se realiza gracias a un lipofilling. La extracción de la grasa se realiza a nivel del pubis, de la región interna o externa de los muslos, del abdomen y a veces de los glúteos. Estas zonas son ricas en adipocitos poco sensibles a las variaciones del peso, y permiten una mejor sujeción del injerto de grasa en el tiempo.

El cirujano retira, sin infiltración previa, una cantidad de grasa que varía entre 40 y 70 centímetros cúbicos, con ayuda de una cánula con una punta de espuma unida a una jeringa. La grasa luego se transfiere directamente, sin decantarla ni centrifugarla.

El punto de entrada de la inyección de grasa se sitúa a nivel del canal que separa el glande del cuerpo de la verga. El cirujano procede después a un injerto armonioso de pequeñas cantidades de grasa de 0,5 centímetros cúbicos de media hasta la base del pene, en su ángulo púbico.

El engrosamiento del pene puede igualmente ser realizado a través de una peneplastia por inyección de ácido hialurónico en vez de grasa. La intervención es más ligera que el lipofilling pero el resultado es temporal y las inyecciones se deben renovar cada 18 meses aproximadamente.

Consiste en una sección parcial de una membrana, el ligamento suspensor que une la verga con el pubis, de forma a que esta penda un poco más, combinada con una plastia cutánea. No conlleva modificación molesta del ángulo de erección del pene. La incisión se realiza a nivel del pubis.

Un año después de la intervención por faloplastia, la ganancia es de aproximadamente 2,7 centímetros en longitud y de 2,6 centímetros de circunferencia. El pene guarda su aspecto natural, su sensibilidad y el paciente no siente ninguna molestia con ocasión de una relación sexual.

Si el aumento de la longitud permanece estable en el tiempo, algunas sesiones suplementarias de inyecciones de grasa suelen ser necesarias para obtener el volumen de engrosamiento deseado.

En efecto, el aumento de la circunferencia del pene es de 1,8 centímetros tras una sesión, y de 2,6 centímetros tras tres sesiones. Es importante que el paciente esté al corriente de esta evolución para anticipar el resultado final y no verse decepcionado desde la primera inyección. El engrosamiento de la verga es progresiva, y es visible tanto en reposo como en erección.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here