Por fin sabemos la razón de nuestra homosexualidad… O al menos eso dice un “estudio” XD

Como científica, me encantan los estudios. Cuanto más absurdos, mejor. El último de ellos, titulado “Modern Diet and Stress cause Homosexuality: A hypothesis and a potential therapy” intenta encontrar una relación directa entre los hábitos de vida actuales occidentales – comida rápida, mucho ajetreo, pocas horas de sueño – con la homosexualidad y la transexualidad. Todo un despropósito.

El estudio en cuestión lo ha publicado Rita Strakosha – doctora en psicología clínica – sin la colaboración de nadie más y sin el apoyo de una entidad científica, algo bastante inverosímil de ver en la investigación actual. Y no sé porqué, pero no me extraña demasiado que un profesional o entidad seria apoye esto.

En él podemos encontrar joyas como:

La comunidad LGBT tiene un número elevado de personas viviendo con desórdenes alimenticios, que normalmente conllevan la ingesta de grandes cantidad de comida con índice glucémico elevado y grasas, o una dieta desequilibrada con tendencia a los carbohidratos. (…) Algunos estados evidencian un ratio más elevado de lo normal hacia la obesidad entre homosexuales. (…) Los gays, lesbianas y mujeres bisexuales consumen más bebidas azucaradas que el los hombres y mujeres heterosexuales(…) En el pasado, las dietas con elevada ingesta calórica y alcohol sólo podían permitirse entre las élites sociales, donde la homosexualidad era más elevada.

Pero va más allá y asegura que si se reduce la cantidad de grasas, alcohol y azúcar, así como restableciendo los patrones de sueño, se podría prevenir como reducir la atracción homosexual.

Así que, según Strakosha, si quieres mantenerte “hetero”, aléjate de comida disruptiva como comidas picantes, grasas, fritos, cítricos y bebidas carbonatadas. Además, recomienda la luz natural, el ejercicio y siestas de menos de 30 minutos.

Lo siguiente que Strakosha es que evites masturbarte y si lo haces, que dejes de tomar drogas.

Y como lo de Strakosha es un estudio redondo, aunque no habla claramente de “terapias para curar la homosexualidad”, si que dice algo como “terapia reparacional”, que viene a ser lo mismo. Así que además de soltar una sarta de chorradas como un piano, insta a algo que además de ser absurdo, es peligroso y la comunidad internacional científica ha rechazado.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here