Consejos para evitar las arrugas en el cuello

La piel del cuello es delicada, lo que la hace más vulnerable frente a los efectos del paso del tiempo y del envejecimiento. Es normal, que con los años, pierda una parte de su elasticidad y de su firmeza natural, pero si no se pretende que los efectos se acentúen, será indispensable repararla con cuidados diarios, aportando todo aquello que requiere para parecer más joven y lisa.

Si no se pretende que las arrugas de esta zona aparezcan de forma prematura, conviene tomar nota de algunos consejos para conocer en la práctica cómo evitarlas. Para adentrarse con mayor profundidad en todos estos consejos, podemos encontrar más información en http://mi-belleza.com/.

La mayoría de las veces, nos olvidamos de cuidar la piel del cuello para centrarnos únicamente en el rostro. Se trata de un error que debemos evitar si queremos que el cuello parezca más joven y no presente arrugas. Para evitar su aparición es muy importante, cuando se extiende la crema facial habitual, aplicarla igualmente en el cuello, realizando movimientos ascendentes.

Cuello

Lo mejor es comprar una crema apropiada para cada tipo de piel, y con propiedades reafirmantes para conservar la suavidad y la firmeza en esta zona. Igualmente, las lociones de colágeno son una buena opción para tener una piel más joven.

Además de eliminar todas las células muertas y hacer que la piel absorba completamente todos los nutrientes de las cremas que se aplican sobre el cuello, exfoliar esta zona una vez a la semana ayuda a preservar su juventud. En efecto, cuando se aplica un exfoliante sobre la piel, se provoca una microcirculación que favorece la acción de los tejidos, algo fundamental para obtener una piel más firme y evitar la presencia de arrugas.

El mejor remedio para evitar las arrugas en el cuello y sobre cualquier zona, pasa por una alimentación equilibrada y sana. No conviene olvidarse que la escasez de nutrientes se refleja inmediatamente sobre el aspecto de la piel, y el proceso de envejecimiento se ve acelerado. Por esta razón es fundamental seguir una alimentación sana a base de frutas, verduras, alimentos con propiedades antiedad, y permanecer continuamente hidratado, bebiendo dos litros de agua por día, combinados con zumos naturales, infusiones, etcétera.

La piel del cuello es extremadamente delicada y muy vulnerable frente a los efectos adversos de los rayos solares. Conviene proteger a diario esta zona con una buena crema solar, con un factor bastante alto, así, además de prevenir la formación de arrugas, se impide la aparición de manchas sobre la piel.

Con el fin de mantener la elasticidad y la flexibilidad del cuello, se pueden realizar ejercicios localizados para ejercer la musculatura de la zona y prevenir su relajación. Los movimientos siguientes ofrecen buenos resultados:

Colocar las manos justo sobre la parte superior del cuello, ejercer una fuerza con los brazos hacia adelante, e intentar llevar la cabeza hacia atrás.Sentados con la espalda recta y la cabeza derecha, se colocan las manos sobre la frente y se ejerce una fuerza, luego se intenta llevar la cabeza hacia adelante.Otro ejercicio sencillo es forzar una amplia sonrisa, muy exagerada, hasta notar que los músculos del cuello se tensan.

Evidentemente, siempre es posible disfrutar de las propiedades rejuvenecedoras y antiedad de ciertos ingredientes naturales para evitar la aparición de arrugas en el cuello, y en la cara. Las mascarillas caseras más eficaces para cumplir con esta función son las siguientes:

Mascarilla de aguacate y zumo de limón,mascarilla de huevo y miel,mascarilla de pepino y vitamina E,mascarilla de zanahoria.

Siguiendo estos consejos prácticos de belleza es posible preservar la piel del cuello del paso del tiempo, y ver resultados en poco tiempo. En este caso, como en la mayoría de los tratamientos antiedad, la constancia a largo plazo es siempre el mejor aliado, así como incorporar hábitos saludables de vida.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here