Botóx: Claves de este tipo de retoque estético en los hombres

En la actualidad el porcentaje de hombres es mucho menor que el de mujeres en relación a cirugías estéticas y procedimientos cosméticos. Sin embargo, el botóx sigue siendo uno de los predilectos por los varones que quieren refrescar su imagen y darle un aspecto más joven.

En el pasado el tabú que tenían los hombres sobre las cirugías estéticas han desaparecido y cada vez más varones se someten a procedimientos como cirugías de párpados y en especial retoques basados en la aplicación de botox.

Los hombres prefieren procedimientos estéticos menos invasivos y de recuperación más rápida, además de ser pacientes menos exigentes que las mujeres y se dejan aconsejar por el cirujano plástico.

Veamos ahora las claves del botox como tipo de retoque estético en los hombres:

Un mal procedimiento en la aplicación del botox puede traer en el paciente un resultado no deseado, muy artificial, feminizado y poco atractivo para los parámetro de un rostro varonil.

Los profesionales expertos en estética recomiendan que el botox aplicado en la zona de la frente debe colocarse con cuidado sin eliminar todas las arrugas, para dar un resultado más natural.

Para asegurar un buen resultado el médico aplicará la sustancia más diluída y así no dejará la frente totalmente lisa.

Las cejas deben quedar rectas, gruesas, bajas y planas, y para conseguir esto no se deben afinar, arquear ni levantar las cejas de los varones. Este tratamiento de botox se realiza colocando la sustancia más concentrada en el arco de la ceja evitando además pinchar el extremo de la misma para que no se eleve ni arquee.

Realizar un retoque de botox en la nariz es uno de los más sensibles a la hora de masculinizar o feminizar un rostro. Para obtener un resultado óptimo en un hombre es necesario tener en cuenta que el hombre tiene una nariz con la punta más marcada y con fosas nasales más abiertas que las de una mujer.
En este caso se utiliza la sustancia “ácido hialurónico de alta densidad” que corrige los posibles defectos.

En el hombre las mejillas son más angulosas que las de la mujer pues tiene un mayor desarrollo muscular y menos grasa. Por eso los contornos siempre serán más marcados y para remodelarlas se tratan con ácido hialurónico de alta densidad además de sustancias conocidas como estimuladores del colágeno.

En la zona de la boca del hombre se debe guardar la proporción entre la nariz y el mentón. Entonces, si es necesario aumentar los labios se utiliza ácido hialurónico de baja densidad a lo largo de todo su recorrido, mientras que para conseguir un mentón varonil, cuadrado y ancho, el ácido hialurónico de alta densidad se aplica en los laterales inferiores del mentón.

Teniendo en cuenta que la zona de la mandíbula masculina es más cuadrada y ancha que la de la mujer, a la hora de retocarla no deben transformarse estos rasgos, por ello utilizando ácido hialurónico de alta densidad a lo largo de todo el ángulo mandibular, asegura resultados perfectos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here