¿Activo o pasivo? Todo es cuestión genética


Una nueva investigación sugiere que existen marcadores biológicos que determinan el comportamiento y las posiciones adoptadas por parte de los hombres homosexuales durante el sexo anal. Esto quiere decir que los hombres gays podrían estar predispuestos biológicamente a ser activos o pasivos.

Dicho estudio fue realizado por la Universidad de Toronto Mississippi y recibió el nombre Handedness is a biomarker of variation in anal sex role. Para llegar a sus afirmaciones, se entrevistó a un grupo de hombres gays para saber sobre sus conductas, identificaciones y prácticas favoritas durante el sexo anal.

“Entre los homosexuales, la variación en la conformidad de género parece corresponder con la variación en el comportamiento y los roles adoptados en el sexo anal”, señala la investigación.

“Específicamente, los hombres homosexuales con un papel anal activo tuvieron puntuaciones más altas en los rasgos de personalidad masculina en comparación con los hombres que dijeron preferir un rol receptivo durante el sexo anal”, agrega.

La investigación señala que los hombres con prácticas receptivas en el sexo anal presentaron indicadores como tener hermanos mayores, ser zurdos o que no se ajustaban con las normas de género desde una edad muy temprana. Asimismo, mostraron tener puntajes altos en rasgos de personalidad femeninos.

“Los hombres activos se identificaron como más masculinos en comparación con los pasivos. Los activos fueron más propensos en obtener mejores resultados en los estilos cognitivos típicamente masculinos, mientras que los pasivos tuvieron mejores resultados en los estilos cognitivos femeninos”, indica el documento.

Un trabajo de investigación similar llamado Recognition and Construction of Top, Bottom, and Versatile Orientations in Gay y publicado en enero de esta año señala que los roles sexuales de los hombres homosexuales son el resultado de una combinación de factores biológicos y factores sociales aprendidos. Además, se encontró que la autodeterminación en una etiqueta.

“En pocas palabras, con el tiempo las experiencias sexuales buenas o malas llevan a la gente a asumir un rol sexual”, declaró David A. Moskowitz, académico del New York Medical College, y uno de los principales investigadores de este segundo estudio.

Además indicó: “Llevé a cabo específicamente este estudio para tratar de demostrar que el papel asumido en relación con la penetración anal era mucho más innato. Creo que la biología juega un papel vital en la predisposición de los individuos para ser pasivos o activos”.

Dejar una respuesta