4 de cada 10 hombres gay confiesan tener sexo sin protección

Sexo gay
La última encuesta realizada por el instituto de salud sexual del Reino Unido a una muestra de 1500 hombres homosexuales nos devuelve un escalofriante dato: 4 de cada 10 hombres aseguran que la mayoría de las relaciones sexuales que mantienen es a pelo, vamos, sin ningún tipo de protección. Eso sí, en la misma encuesta se extrae también otra paradójica conclusión, y es que cada vez más gais se preocupan por adquirir VIH, pero eso no se correlaciona con un aumento del uso del preservativo.

Los datos se corresponden a las prácticas sexuales mantenidas durante el último año, de los cuales el 39% asegura que buena parte del sexo que mantienen es sin protección, un 25% dice que sólo mantiene sexo anal sin protección algunas veces y un 35% es tajante respecto al uso del condón, empleándolo en todas sus relaciones.
De los hombres gay sin VIH que mantienen sexo a pelo:
– 42% no les preocupa el VIH
– 43% no les preocupa otras enfermedades de transmisión sexual
– 47% se preocupan algo sobre el VIH
– 48 % se preocupan por ser contagiados con otras ETS

Más de la mitad de la población encuestada considera que las campañas contra el VIH no van dirigidas a ellos. Los hombres conscientes del riesgo inherente a la práctica del sexo sin protección, esgrimen argumentos sobre el avance en el tratamiento del VIH, considerándolo algo crónico y sin riesgo para la vida. Asímismo, aseguran que merece la pena asumir el riesgo.

Ian Howley, uno de los investigadores a cargo del estudio afirma:

La prevención del VIH es mucho más que decir a alguien que lleve un condón o se haga pruebas. También es sobre autoestima, salud mental, confianza y empoderamiento. Si no te preocupas por ti mismo, por qué te preocuparías por seguir siendo VIH negativo? Y eso es precisamente lo que tiene que cambiar en la prevención. Tenemos que averiguar cómo lograrlo. Es mucho más que la salud de hombres gais, el juego ha cambiado y necesitamos cambiar las tácticas. Si queremos ganar la batalla contra el VIH no va a ser sólo con condones y tests. Tiene que ser cuando como comunidad empecemos a valorar nuestras propias vidas. Será cuando trabajemos en la autoestima y nos preocupemos por los problemas de nuestra vida diaria. Seguir siendo VIH negativo es sólo una parte de la batalla de la salud.

Estamos en una era con VIH y necesitamos trabajar juntos para asegurarnos de que proporcionamos la información adecuada a los hombres gais y bisexuales. Pero desafortunadamente estamos en un tiempo en el que emplear tiempo en la prevención del VIH se ha ido recortando cada año, así como los programas y las aportaciones económicas. Necesitamos hacer algo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here