10 prácticas sexuales que NO transmiten el VIH

1. Frotagge. El frotamiento es una práctica sexual en la que las personas rozan cualquier parte de su cuerpo con las de otra u otras personas con la intención de obtener placer. En el frotagge también se incluyen el contacto entre genitales pero no se práctica la penetración pene-ano, pene-vagina y pene-boca.

La ausencia de penetración evita la transmisión del virus, ya que de manera sexual el VIH sólo se transmite a través del intercambio de fluidos como semen, sangre y líquido pre-eyaculatorio.

No obstante, el contacto de la piel con los genitales podría transmitir otras infecciones de transmisión sexual, como el herpes. Para reducir riesgos puedes usar ropa mientras realizas los frotamientos o utilizar condón o barreras de latex.

2. Sexo oral. De acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos , las posibilidades de que una persona adquiera el VIH a través del sexo oral son muy bajas. El tipo de sexo oral más riesgoso es boca-pene, pero el riesgo continúa siendo significativamente bajo en comparación con la penetración anal y vaginal.

Las probabilidades aumentan cuando quien realiza la felación tiene heridas bucales, ya que el virus podría ingresar al organismo a través de esas pequeñas fisuras. Otras ITS, como la sífilis, el herpes, la gonorrea y la clamidia, sí se pueden transmitir por este medio.

Para reducir riesgos utiliza condón o barreras de latex.

3. Beso negro. El anilingus es la estimulación del ano con ayuda de la lengua y los labios, existe una variante llamada “El Colibrí”, la cual consta en insertar lo más profundo posible la lengua en el ano de una persona.

Estas prácticas no implican ningún riesgo para contraer el VIH; sin embargo, se puede transmitir la hepatitis A y B, parásitos intestinales y bacterias. Para reducir riesgos utiliza barreras de latex en el momento de la estimulación.

4. Conversaciones sexuales. Se trata de conversaciones eróticas, se pueden narrar confesiones, vivencias o plantear discusiones sobre temas sexuales que implican a los participantes, incluso la conversación puede constar sólo de jadeos o gemidos.

El intercambio de palabras puede hacerse de forma presencial, a través de una llamada telefónica, con ayuda de cámaras web o a través de aplicaciones y sitios de internet que permitan establecer contacto con otras personas conocidas o desconocidas. Como no hay contacto corporal, y se trata de una práctica virtual, la posibilidad de contraer VIH es nula.

5. Fist Fucking. También es conocido como fisting, consta en introducir completamente el puño en el ano o la vagina propios o de otra persona. Como no hay intercambio de fluidos, las posibilidades de adquirir el virus son nulas.

Debes tener en cuenta que esta práctica sexual es considerada extrema, debido a que si no se realiza con las medidas necesarias se pueden padecer heridas o desgarres. Además, las posibles lesiones ocasionadas en el ano incrementan el riesgo de adquirir el VIH en futuras prácticas sexuales sin preservativo.

Para reducir riesgos utiliza guantes, lubricante y prepara la zona mediante estimulación previa. Evita utilizar cremas insensibilizadoras, ya que podrías sufrir u ocasionar un daño sin que ninguna de las partes se dé cuenta.

6. Bondage. Se trata de una práctica en la que se inmoviliza el cuerpo de una persona con ayuda de cuerdas, esposas, mordazas, cintas, cadenas o cualquier objeto que permita eliminar la movilidad. El bondage se relaciona con otras prácticas provenientes de la cultura sadomasoquista.

Al tratarse de un práctica de estimulación del dolor y de la vista que no implica el intercambio de fluidos, los riesgos de contraer el VIH no existen. Recuerda que esta actividad requiere del consentimiento de quienes están involucrados y necesita de una gran comunicación que logre establecer límites, mismos que todas las partes deben respetar.

7. Juegos de dominación y sumisión. Inscritos en el sadomasoquismo, estos juegos se realizan con el fin de obtener placer al someter o ser sometidos, pueden incluir el bondage, latigazos, golpes y asfixia. Sin embargo, las posibilidades de adquirir VIH se ven relacionadas con la intensidad de los juegos y el contacto con la sangre proveniente de las posibles heridas causadas.

Puede reducirse el riesgo utilizando guantes de látex, condones y barreras de protección o se pueden limitar o evitar las heridas y la frotación corporal con ellas.

8.- Golden shower. Es la acción de orinar encima de una o varias personas o de ser orinado. Debido a que no hay presencia del virus en la orina, no existen riesgos de adquirir el VIH, incluso si gustas de beberla. Si deseas realizar esta práctica, procura que se trate de algo consensual, bebe mucha agua y disfruta.

9.- Masturbación mutua. Masturbar a otras personas y que éstas te masturben a ti no implica riesgos en la adquisición del virus debido a la falta de contacto directo con fluidos corporales.

10.- Penetración con condón. El sexo penetrativo con condón es una práctica sexual que no implica riesgos en el contagio del VIH, siempre y cuando el preservativo, en cualquiera de sus presentaciones, sea utilizado de forma correcta. Este tipo de actos incluye la penetración pene-ano, pene-vagina y pene-boca.

Recuerda que la sexualidad no es solo penetración, las formas en las que obtenemos placer pueden ser variadas e incluso poco convencionales, pero no por eso involucran una anomalía ni dejan de ser parte de nuestra sexualidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here